Preguntas frecuentes sobre el VPH

Datos e información sobre el VPH

P

¿Qué es el VPH?

R

El virus del papiloma humano, también llamado VPH, es un virus común que infecta la piel y las membranas mucosas. Hay más de 150 tipos del VPH. Haga clic aquí para ver una imagen ampliada y a color de una partícula del VPH.

Los tipos del VPH que causan las verrugas comunes, como las que aparecen en las manos y los pies, se transmiten a través del contacto con la piel. Además, es posible contraer este tipo de verrugas comunes si se comparten toallas u otros objetos con una persona que tenga verrugas.

Hay unos 30 tipos del VPH que se transmite solamente a través del contacto genital/sexual directo. Estos tipos "genitales" del VPH pertenecen a uno de los siguientes grupos: 1) "de alto riesgo", lo que quiere decir que pueden causar ciertos tipos de cáncer (el más común, el cáncer de cuello de útero) si la infección es persistente, o 2) "de bajo riesgo", lo que significa que no están relacionados con el cáncer, pero pueden causar verrugas genitales. A no ser que tenga uno de estos problemas, la única forma de saber si tiene el VPH es hacerse la prueba.

Nota: en toda esta página web, cuando se habla del "VPH", nos referimos específicamente a los tipos del VPH que se transmiten por contacto sexual.

Sepa más sobre los diferentes tipos del VPH.



P

¿Cómo de frecuente es la infección por VPH?

R

Tener el VPH es tan habitual como resfriarse. Los Centros de control y prevención de enfermedades (CDC) de los EE.UU. han publicado que hasta un 80% de las mujeres (y un 50% del total de hombres y mujeres) contraerá un tipo del VPH genital en algún momento de su vida. Sin embargo, la mayoría de esas infecciones desaparecerá o el cuerpo las eliminará en uno o dos años sin causar ningún problema por el que tenga que tratarse.



P

¿Cómo se contrae el VPH?

R

Los tipos del VPH que causan verrugas genitales, células anormales en el cuello del útero (displasia) y/o cáncer de cuello de útero se transmiten entre las personas a través de las relaciones sexuales o por un contacto íntimo de la piel (de los genitales). No se transmiten ni al respirar ni al tocar objetos (como el pomo de una puerta) ni al darse la mano.

Los preservativos protegen hasta cierto punto, pero no pueden evitar totalmente la infección porque no cubren por completo los genitales. Es importante que sepa que aunque el riesgo de infectarse por el VPH aumenta si tiene más de una pareja sexual, también es posible tener el virus si tiene una relación monógama. También es útil que recuerde que las mujeres que han tenido una única pareja sexual durante muchos años tienen también que hacerse una evaluación para saber si hay células anormales que pueden causar cáncer de cuello de útero. Esto es así porque el VPH puede permanecer latente (dormido, oculto) en las células del cuello uterino durante meses o incluso durante muchos años. Cuando el virus está dormido, no está activo, por lo que no se descubre cuando le hagan la prueba ni se expandirá ni provocará ningún problema. Sin embargo, la infección puede “reaparecer", tal vez por cambios en el sistema inmunológico del cuerpo. Es imposible saber exactamente cuándo y de quién ha contraído la infección por VPH.



P

¿El VPH es distinto a otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), como el herpes o el VIH?

R

El VPH se confunde a menudo con otras enfermedades e infecciones de transmisión sexual, como el herpes o el VIH. A pesar de que este virus puede coexistir con estas y otras enfermedades de transmisión sexual, el VPH es diferente.

Recuerde estos datos:

  • Las infecciones por tipos de VPH genitales son muy frecuentes, y afectan hasta el 80% de las mujeres de 50 años.
  • El HPV no es una enfermedad. El cuerpo combate o elimina la mayoría de las infecciones sin causar ningún síntoma ni afectar a la salud.
  • No hay ningún tratamiento para el VPH, solamente para las células anormales que se pueden formar si permanece la infección.
  • En la actualidad no hay ninguna prueba de VPH para los hombres ni tampoco se puede saber de quién ni cuándo contrajo la infección.
  • Las investigaciones médicas sugieren que una vez que se contrae un tipo particular del VPH, el cuerpo se vuelve inmune contra él y no puede infectarse de nuevo con el mismo tipo de virus.
  • Por lo tanto, no tiene que "buscar a la pareja responsable". Usted tiene que decidir qué le va a decir a su pareja sobre los resultados de la prueba para el VPH.

No obstante, aunque cada enfermedad o infección de transmisión sexual es diferente, a veces pueden coexistir y tener un efecto amplificado entre sí. Por ejemplo, las mujeres cuyos sistemas inmunológicos están debilitados por el VIH/SIDA tienen un riesgo más elevado de desarrollar una enfermedad en el cuello uterino provocada por el VPH.



P

¿Puede contraer el VPH si practica sexo oral?

R

Todavía se está investigando este tema. Algunos estudios han llegado a la conclusión de que el 25-35% de los cánceres orales (de boca y garganta) está relacionado con los tipos de alto riesgo del VPH. Sin embargo, teniendo en cuenta lo extendido que está el sexo oral, el Colegio americano de tocólogos y ginecólogos considera que es muy poco frencuente que se pueda transmitir el VPH por esta práctica.



P

¿Las mujeres lesbianas corren el riesgo de contraer el VPH?

R

Sí. Además de por el coito, el VPH se puede transmitir por el contacto de los genitales, dedo-vagina o dedo-ano. (Se desconoce el papel de los juguetes sexuales que se introducen en la vagina, pero se especula que el VPH se puede transmitir más fácilmente si una persona utiliza un juguete y después otra o si no se limpia después de utilizarlo.) Si una mujer de una pareja homosexual ha mantenido alguna vez relaciones sexuales u otro tipo de contacto íntimo con un hombre, puede tener el VPH y transmitírselo a su pareja. Esto puede suceder incluso si han pasado muchos años desde que tuvo contacto con un hombre. Existen también algunos informes sobre mujeres con una enfermedad de cuello de útero causada por el VPH que afirmaron no haber mantenido relaciones sexuales con hombres. Sin embargo, en estas es menos frecuente que en lesbianas que han mantenido relaciones sexuales con hombres.



P

¿Los hombres también pueden tener el VPH?

R

Los hombres contraen el VPH de la misma forma que las mujeres. Al igual que las mujeres, los hombres no suelen presentar síntomas, a no ser que el VPH comience a provocar cambios anormales en las células de la piel. Sin embargo, aunque se ha relacionado la infección por el VPH con el cáncer de ano y pene, estos tipos de cáncer se dan muy poco en los hombres. Por este motivo, y porque no se ha descubierto un método óptimo y fiable para tomar una muestra de las células de piel de los genitales masculinos que permita la detección del VPH, no existe actualmente ninguna prueba de VPH aprobada para los hombres.

Si usted o un hombre de su entorno tiene preguntas sobre el VPH, visite en esta página web la sección "Lo que los hombres deben saber acerca del VPH".



P

¿Cómo puede saber si tiene el VPH? ¿Provoca el VPH algún síntoma?

R

Lo más frecuente es que los tipos genitales del VPH no provoquen ningún síntoma. Normalmente la infección desaparece o el cuerpo la elimina antes de que cause ningún problema. No obstante, a veces la infección permanece y provoca que se formen células anormales. En el caso de los tipos de alto riesgo del VPH (potencialmente cancerígenos), la única forma de saber si tiene el virus antes de que se desarrolle el cáncer de cuello de útero es hacerse una citología y la prueba del VPH (si tiene más de 35 años). Si se detecta una infección persistente en las primeras etapas de su desarrollo, se pueden descubrir y eliminar las células anormales antes de que se vuelvan cancerosas. Por eso es tan importante que se realice periódicamente la prueba del VPH.

Los síntomas del cáncer de cuello de útero pueden incluir:

  • Sangrado o secreciones vaginales inusuales (sobre todo después del coito).
  • Dolor en la parte inferior de la espalda.
  • Dolor al orinar (especialmente si también siente dolor en la parte inferior del abdomen).
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Advertencia: estos síntomas pueden deberse a varias causas. No indican forzosamente que tenga cáncer en el cuello del útero. Consulte con su médico o enfermera si presenta cualquiera de estos síntomas.

En el caso de los tipos de "bajo riesgo" del VPH, la única forma de saber si lo tiene es que aparezcan verrugas genitales, que se pueden tratar. Aunque hay una prueba para detectar los tipos de bajo riesgo del VPH (independiente de la prueba para los tipos de alto riesgo del VPH), los especialistas no recomiendan que se use de forma habitual y normalmente los seguros médicos no la pagan. El motivo es que no se puede hacer nada contra las infecciones por VPH de bajo riesgo hasta que aparecen las verrugas.



P

Si se entera de que tiene el VPH, ¿existe algún motivo para que se sienta culpable o para culpar a su pareja?

R

Descubrir que tiene el VPH o una enfermedad de cuello uterino causada por el VPH a menudo provoca que experimente sentimientos diferentes: confusión, miedo, inseguridad, vergüenza (ya que se transmite sexualmente) e incluso rabia (probablemente hacia su cónyuge o pareja). Todos estos sentimientos son naturales, pero se pueden evitar o desaparecer con la información y el apoyo de otras mujeres. Visite la sección especial de esta página web sobre "Enfrentarse a la noticia de que tiene el VPH."



P

¿Debe decirle a sus parejas sexuales que tiene el VPH?

R

Si se hace la prueba del VPH y su médico le dice que tiene el virus, usted debe decidir si se lo dice a su pareja. Es importante que recuerde que la mayoría de los adultos contraerá uno o más tipos del VPH en algún momento de su vida. Es posible que su pareja ya haya estado expuesta al VPH cuando le descubran la infección. Del mismo modo, es imposible saber con seguridad de quién contrajo el virus. Podría haber estado expuesta al virus en otras relaciones hace meses o años, y la infección podría haber permanecido dormida ("oculta") durante este tiempo.

Además, si su pareja es un hombre, debería saber que actualmente no hay ninguna prueba de VPH aprobada por la FDA (Departamento de control de alimentos y medicamentos de los EE.UU.) para los hombres. Por lo tanto, no hay un método fiable de determinar si él tiene el virus. Afortunadamente, los problemas graves de salud relacionados con el VPH son poco frecuentes en los hombres. Para obtener más información sobre este tema, visite las páginas "Cómo hablar con su pareja" e "Lo que los hombres deben saber acerca del VPH".



P

¿Se puede tratar el VPH?

R

Actualmente no existen antibióticos ni otros medicamentos para tratar la infección por el VPH. Afortunadamente, el virus desaparece o el cuerpo lo reduce hasta un nivel muy bajo sin que cause ningún problema. Sin embargo, si la infección permanece, sólo se pueden tratar las células anormales que se forman como consecuencia de la infección. Por ejemplo, las verrugas genitales se pueden tratar con geles, cremas, láser u otras tecnologías. Asimismo, se pueden eliminar las células precancerosas del cuello del útero mediante procedimientos quirúrgicos como el LEEP, una técnica que emplea energía eléctrica, o terapia con láser. Cuando ya se ha desarrollado el cáncer de cuello uterino invasivo, se suele recurrir a la quimioterapia y la histerectomía.

Ya que no existe tratamiento para la infección misma, el método más efectivo para evitar complicaciones es la detección temprana y el tratamiento de las células anormales antes de que se vuelvan cancerosas. Por eso es tan importante que se realice exploraciones regulares que incluyan una citología y, si la mujer tiene más de 35 años, la prueba del VPH. Las mujeres más jóvenes tienen muchas probabilidades de contraer el VPH, pero es poco frecuente que las mujeres de este grupo de edad desarrollen un cáncer de cuello de útero. A partir de los 35 años, las infecciones por VPH son menos frecuentes, pero es más probable que hayan estado presentes durante mucho tiempo y, por lo tanto, que generen células anormales. Con el tratamiento temprano de las células precancerosas, se puede prevenir el cáncer de cuello de útero antes de que pueda desarrollarse.



P

Si tiene el VPH, ¿qué probabilidad hay de que tenga cáncer de cuello de útero?

R

En la mayoría de los casos el sistema inmunológico del cuerpo combate o elimina el virus antes de que se desarrollen células anormales.

El riesgo de desarrollar células anormales que se vuelvan cancerosas aumenta de forma notable sólo cuando los tipos de alto riesgo del VPH permanecen "activos" durante un largo período de tiempo.

En general, se ha calculado que las mujeres que han estado infectadas durante un período de tiempo prolongado con el VPH de alto riesgo tienen una probabilidad 200 veces mayor de desarrollar enfermedades precancerosas en el cuello de útero.



P

¿Puede el VPH provocar otro tipo de cáncer además del cáncer de cuello de útero?

R

El cáncer de cuello de útero es, con mucho, la preocupación más importante. Sin embargo, los tipos de alto riesgo del VPH se han relacionado también con cánceres menos frecuentes como los de vulva, vagina, ano y pene.

Existen algunos datos de investigaciones que han sugerido que existe una relación entre los tipos de alto riesgo del VPH y otros cánceres, como los cánceres orales (de boca y garganta). No obstante, se sigue investigando aún en estos otros tipos de cánceres relacionados con el VPH y se cree que son relativamente poco frecuentes.



P

¿Qué puede hacer para protegerse frente al VPH y sus efectos negativos?

R

En 2006, el Departamento de control de alimentos y medicamentos de los EE.UU. (FDA) aprobó la primera vacuna diseñada para proteger contra cuatro tipos del VPH: los dos tipos que causan más cánceres de cuello de útero y otros dos que provocan la mayor parte de las verrugas genitales. Sin embargo, la FDA advirtió de que "las mujeres no están protegidas si se han infectado con los tipos del VPH [diana] antes de vacunarse, lo cual indica la importancia de la inmunización antes de la exposición potencial al virus." En otras palabras, la vacuna es más eficaz si se administra antes de que haya mantenido su primera relación sexual. Para más información, visite "Datos breves: la vacuna contra el VPH y lo que significa para usted."

Sin embargo, aunque esté inmunizada, puede infectarse con uno de los tipos del VPH contra los que no está dirigida la vacuna. Por este motivo, y también por muchas otras razones, es una buena idea:

  • limitar su número de parejas sexuales.
  • utilizar preservativos si no tiene una relación monógama. Los preservativos no protegen completamente contra el VPH, ya que no cubren totalmente la longitud del pene. No obstante, un estudio publicado en el The New England Journal of Medicine confirmó que el uso sistemático de preservativos reduce notablemente el riesgo de contraer el VPH. Además, protegen contra otras infecciones de transmisión sexual, como el VIH.
  • no fumar, porque puede impedir que el sistema inmunológico del cuerpo funcione eficazmente.
  • tomar suplementos de ácido fólico, como los que se recomiendan a las mujeres embarazadas, junto con su suplemento multivitamínico. En un estudio reciente se averiguó* que las mujeres que tienen niveles más altos de ácido fólico (un tipo de vitamina B) corren menos riesgo de infectarse por el VPH. Si ya existe la infección por el VPH, es menos probable que permanezca.

*Piyathilake J. C., Cancer research 64 64, 8788-8793, December 1, 2004: Folate is associated with the Natural History of High-Risk Human Papillomviruses 



P

Una vez que ha contraído el VPH, ¿se puede eliminar? ¿o lo tendrá para siempre?

R

La medicina no tiene aún respuesta a muchas cuestiones, y esta es una de ellas. Los Centros de control y prevención de enfermedades (CDC) de los EE.UU. calculan que más del 90% de las infecciones por el VPH "desaparece" del cuerpo en dos años. Sin embargo, no se sabe con seguridad si realmente el cuerpo elimina todo el virus o, como parece que sucede al menos en algunas mujeres, el virus simplemente se reduce hasta unos niveles indetectables. Es posible que, dependiendo de la mujer, pueda ocurrir cualquiera de las dos situaciones.

La buena noticia es que, incluso si el cuerpo suprime la infección por el VPH, "ocultando" el virus en las células a un nivel bajo, no se pueden formar células anormales ni se puede transmitir a otra persona si se encuentra en este estado no detectable. El balance: un resultado negativo en la prueba de VPH significa que no hay riesgo durante los próximos años.

A pesar de ello se cree que las infecciones antiguas por el VPH se pueden "reactivar" años más tarde, lo más probable que debido a cambios en su sistema inmunológico. (Por este motivo, es importante que mantenga sano su sistema inmunológico, comiendo bien, haciendo ejercicio y evitando fumar. Algunos expertos creen que tomar suplementos de ácido fólico también ayuda.) Además, si mantiene relaciones sexuales con una pareja nueva, puede volver a contraer la infección por el VPH con un tipo de virus diferente. Por lo tanto, es necesario que se realice pruebas periódicas. Póngase en contacto con su médico para obtener más información. Para obtener más información sobre la frecuencia con la que se debe realizar las pruebas, visite en esta página web la sección "Explicación de los resultados".

Además, si ha recibido tratamiento en relación con enfermedades del cuello del útero, es una buena idea que se vuelva a realizar la prueba del VPH después del procedimiento para asegurarse de que se ha eliminado la infección.



P

¿Interfiere el VPH con que una mujer se pueda quedar embarazada?

R

Tener el VPH no interfiere con que una mujer se pueda quedar embarazada. Para más información, visite nuestro debate sobre salud reproductiva.



P

¿Puede una madre con VPH transmitir el virus a su hijo?

R

Los Centros de control y prevención de enfermedades (CDC) de los EE.UU. afirman que es posible que el VPH se transmita de la madre al niño durante el parto, pero es "raro". De hecho, la agencia calcula que esto sucede en no más de 1,1 casos por cada 100.000 niños. En estos casos extremadamente poco frecuentes, la infección por el VPH se produce en las vías respiratorias del niño, lo que puede ocasionar crecimientos similares a las verrugas, siendo los más comunes los de la laringe. El diagnóstico precoz y la atención sanitaria son claves.