Preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el VPH

Datos breves: la vacuna contra el VPH y lo que significa para usted

¡Buenas noticias! Existe una vacuna diseñada para proteger contra los dos tipos del VPH más frecuentes que causan cáncer. La primera de estas vacunas contra el VPH se denomina Gardasil, y la otra se denomina Cervarix. Con la aparición de estas vacunas contra el VPH, estamos más cerca del sueño de eliminar el cáncer de cuello de útero.

Sin embargo, la vacuna no vale para todas las personas, y todavía es necesario realizar una citología y la prueba del VPH (si se tienen más de 35) incluso a las mujeres que están vacunadas. Continúe leyendo para obtener más información.

P

¿Cómo funciona la vacuna? ¿Qué protección ofrece?

R

Gardasil y Cervarix protegen contra los dos tipos del VPH que causan el 70% de los cánceres de cuello de útero (tipos 16 y 18). Además, Gardasil protege contra los dos tipos que provocan la mayor parte de las verrugas genitales (el 6 y el 11). No obstante, se ha demostrado que la vacuna no es eficaz en el caso de las infecciones por el VPH ya presentes debidas a relaciones sexuales anteriores. Por lo tanto, la protección que proporcionan es incompleta y es necesario que las mujeres se realicen revisiones periódicas que incluyan una citología y, si tienen más de 35 años, la prueba del VPH.



P

¿Quién debería vacunarse contra el VPH?

R

No se ha demostrado que la vacuna sea eficaz para proteger a las mujeres que se han expuesto ya a los tipos de virus contra los que se dirige. Por lo tanto, es mejor que las mujeres se vacunen antes de la primera relación sexual.

Un apunte sobre los hombres: los hombres también contraen el VPH y pueden transmitir el virus a las mujeres. Sin embargo, no se ha autorizado todavía el uso de la vacuna contra el VPH para los chicos ni los hombres. Hasta el momento no existen datos que demuestren que la vacuna les puede proteger de tener verrugas genitales o desarrollar cánceres vinculados al VPH (como el cáncer de pene, que es poco frecuente) o que puede evitar la transmisión del virus a las mujeres.



P

¿Durante cuánto tiempo protege la vacuna?

R

Hasta ahora los estudios han demostrado que la protección ofrecida por Gardasil y Cervarix (en los países en los que están aprobadas) dura al menos cinco años. Por el momento se desconoce si es necesario recibir más tarde una dosis de "recuerdo".



P

¿Puede una persona desarrollar cáncer de cuello de útero y tener verrugas genitales incluso si está vacunada? ¿Es necesario que le realicen una citología y la prueba del VPH si está vacunada?

R

La respuesta a ambas preguntas es afirmativa

. Incluso si están vacunadas, sigue siendo necesario que las mujeres se realicen una citología y, si tienen más de 35 años, la prueba del VPH. Esto es así porque:

  • La vacuna no ofrece una protección completa. Hay aproximadamente 15 tipos del VPH que pueden causar el cáncer de cuello de útero. Gardasil y Cervarix (en los países en los que están aprobadas) están diseñadas para proteger contra los dos tipos de virus que provocan el 70% de todos los cánceres de cuello de útero. Sin embargo, no pueden proteger totalmente a las mujeres frente al 30% restante de cánceres de cuello uterino que están causados por los otros tipos de "alto riesgo" del VPH.
  • La vacuna no puede proteger a todo el mundo. El VPH se transmite a través de un contacto de la piel (sexual) íntimo. Por lo tanto, la investigación actual sugiere que para que la vacuna sea totalmente efectiva se debe administrar antes de que las chicas sean sexualmente activas. En otras palabras, el momento ideal para recibir la vacuna es la adolescencia.
  • Existen muchos interrogantes. Por ejemplo, no se sabe si será necesario administrar una dosis de "recuerdo" de la vacuna más adelante para asegurar una protección continuada.

Por este motivo, la vacunación, la citología y la prueba del VPH son herramientas esenciales para luchar contra el cáncer de cuello de útero.