Preguntas frecuentes sobre salud reproductiva

P

¿Es necesario hacerse la prueba del VPH durante el embarazo?

R

El embarazo no implica que sea necesario un cambio en el programa de las citologías y del VPH que le ha recomendado su médico. Si le toca la siguiente citología y la prueba del VPH (si tiene más de 35 años) después de haberse quedado embarazada, debe continuar y hacerse las pruebas. En caso contrario, no es necesario.



P

¿Puede transmitirse el VPH al niño cuando está en el útero?

R

Los Centros de control y prevención de enfermedades (CDC) de los EE.UU. afirman que es posible que el VPH se transmita de la madre al niño durante el parto, pero es "raro". De hecho, la agencia calcula que esto sucede en no más de 1,1 casos por cada 100.000 niños. En estos casos extremadamente poco frecuentes, la infección por el VPH se produce en las vías respiratorias del niño, lo que puede ocasionar crecimientos similares a las verrugas, siendo los más comunes los de la laringe. El diagnóstico precoz y la atención sanitaria son claves.



P

¿Interfiere el VPH con quedarse embarazada?

R

Tener el VPH no interfiere con que una mujer se pueda quedar embarazada.



P

¿Afectan las verrugas genitales al embarazo o al parto?

R

La mayoría de las mujeres que tiene o ha tenido verrugas genitales presenta una probabilidad muy baja de tener cualquier complicación vinculada al VPH durante el embarazo o el parto. Aunque durante el embarazo puede crecer el número de verrugas genitales debido a cambios en el sistema inmunológico del cuerpo, se puede posponer el tratamiento hasta después del parto para ver si desaparecen por sí solas.

La mayoría de los niños que nace de mujeres que han tenido verrugas genitales no experimenta ninguna complicación relacionada con el VPH. Solamente en muy pocos casos se transmite el virus al hijo, lo que causa el desarrollo de verrugas en la garganta del niño. Habitualmente no se recomienda el parto por cesárea para prevenir esta incidencia poco frecuente.



P

Si desarrolla una enfermedad precancerosa (displasia cervical), ¿puede interferir con tener un hijo?

R

Ni la displasia ni el tratamiento afectan a la hora de quedarse embarazada. No obstante, los tratamientos para la displasia por escisión (en los que se eliminan las células anormales) aumentan el riesgo de que una mujer tenga un parto prematuro, que precise de cesárea y que pueda dar a luz a un niño que pesará poco al nacer, especialmente si se ha eliminado una gran parte del tejido cervical. Si quiere tener hijos en el futuro, consulte con su médico o con otros profesionales sanitarios estas posibles complicaciones



P

¿Tener cáncer de cuello de útero significa siempre que no podré tener hijos?

R

En el cáncer de cuello de útero invasivo suele ser necesario extirpar el útero. No obstante, en el caso de las mujeres jóvenes con tumores pequeños, la cirugía mínimamente invasiva puede ser una opción, ya que no impide tener hijos. Este procedimiento se denomina "linfadenectomía pélvica laparoscópica con traquelectomía vaginal radical."



P

Si le diagnostican que padece displasia o cáncer de cuello de útero durante el embarazo, ¿cuál es el tratamiento?

R

Las directrices de consenso publicadas en el American Journal of Obstetrics & Gynecology establecen que si se diagnostica CIN-2 ó 3 (displasia moderada o grave) a una mujer embarazada, se debe posponer el tratamiento y las exploraciones de seguimiento hasta seis semanas después del parto.

En el caso de mujeres con cáncer de cuello de útero invasivo, el tratamiento dependerá del estado del cáncer y del embarazo. Si se encuentra el cáncer de cuello de útero en sus primeras etapas o se diagnostica durante el primer trimestre del embarazo, se puede posponer el tratamiento hasta que nazca el bebé.