Directrices para las pruebas del VPH

Varias organizaciones médicas han dictado las directrices para la evaluación del cáncer de cuello de útero que incluyen las pruebas del VPH. Estas incluyen:

American Journal of Obstetrics & Gynecology

Las directrices específicas que determinan qué hacer cuando se descubre que una mujer tiene el VPH se publicaron en el número de octubre de 2007 del American Journal of Obstetrics & Gynecology. Las desarrollaron 146 expertos que representaban a 29 organizaciones y asociaciones de profesionales.

Resumen:

  • La prueba del VPH es el método preferido para realizar las evaluaciones de seguimiento a mujeres con edades comprendidas entre los 20 y 30 años cuyos resultados de las citologías no son concluyentes "ASC-US"). Si la prueba muestra que no tienen el VPH, se recomienda repetir la citología a los 12 meses. Si tienen el VPH, se debe realizar una colposcopia.
  • Es beneficioso realizar rutinariamente la prueba del VPH y una citología en el caso de mujeres mayores de 30 años.
  • Según los resultados de estas pruebas, se recomienda seguir los pasos que se describen a continuación en el caso de mujeres mayores de 30 años:

Citología normalCitología no concluyenteCitología anormal
No tiene el VPH Repita la evaluación realizando la citología y la del VPH cada tres años. Repita la citología a los 12 meses. Acuda a su médico para que le realice una colposcopia.
Tiene el VPH Repita la citología y la prueba del VPH a los 12 meses. Si el resultado de cualquiera de las pruebas es anormal en ese momento, realice una colposcopia (un procedimiento en el que se examina el cuello del útero utilizando una especie de microscopio óptico, en el que a menudo se extrae una muestra de tejido para su análisis). Acuda a su médico para que le realice una colposcopia. Acuda a su médico para que le realice una colposcopia.

 



Consenso Español auspiciado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC), la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP) y la Sociedad Española de Citología (SEC)

  • La evaluación debe empezar 3 años después del primer coito o a los 25 años (lo que ocurra primero)
  • Hasta los 35 años, se deben realizar citologías anuales
  • Cuando se tienen 35 años o más, se deben incluir en la evaluación las pruebas del VPH y una citología:
    • Si el resultado de la prueba del VPH es negativo y el de la citología es normal, se deben repetir ambas pruebas a los cinco años
    • Si la citología es normal, pero el resultado de la prueba del VPH es positivo, se deben repetir ambas pruebas al año siguiente
    • En el caso de que el resultado de la citología sea anormal, se sugiere realizar una colposcopia.


Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

En abril de 2007, el CDC publicó un folleto titulado "HPV Information for Clinicians" (Información sobre el VPH para los médicos). Ofrece estas directrices:

  • Chicas y mujeres jóvenes: el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización recomienda que se administre la vacuna contra el VPH a las chicas y mujeres jóvenes con una edad comprendida entre 11 y 26 años, pero establece que se puede vacunar a niñas que sólo tengan 9 años.

    En caso ideal, se debe administrar la vacuna antes de que la niña sea sexualmente activa y, por lo tanto, antes de que se haya expuesto al VPH. Si se administra después, la vacuna la protegerá solamente contra los tipos del VPH a los que aún no haya estado expuesta.

    En cualquier caso, incluso después de vacunarse, es necesario realizar evaluaciones del riesgo de cáncer de cuello de útero (consulte el siguiente punto), ya que la protección que ofrece la vacuna contra el VPH no es total.
  • Mujeres de todas las edades: se debe realizar una citología tres años después de que una mujer haya tenido la primera relación sexual o a los 21 años, lo que ocurra primero. El CDC reconoce que varias organizaciones médicas influyentes, incluyendo el Colegio americano de tocólogos y ginecólogos, la Sociedad americana del cáncer y la Sociedad americana de colposcopia y patología cervical, aprueban el uso de la prueba del VPH y las citologías en mujeres mayores de 30 años.


Colegio Americano de Tocólogos y Ginecólogos (ACOG)

Puntos destacados en el "Practice Bulletin on the Human Papillomavirus" de 2005 de la ACOG:

Recomendaciones basadas en "pruebas científicas consistentes y de calidad":

  • Se ha comprobado que la prueba del VPH es más sensible que las citologías en el descubrimiento de células de cuello uterino precancerosas (CIN 2 y 3). Por lo tanto, las mujeres cuyas citologías son normales y que no tengan el VPH pueden estar seguras de que el riesgo de tener cáncer de cuello de útero no identificado o una lesión precancerosa es de aproximadamente 1 por 1.000.
  • Los estudios donde se combinan la prueba del VPH y la citología describen un "valor predictivo negativo" (la capacidad para afirmar que no existe riesgo) del 99-100% para el CIN-2 y 3.

Recomendaciones basadas en "pruebas científicas limitadas o poco consistentes", pero que todavía se consideran aceptables en Medicina:

  • Los preservativos pueden utilizarse para reducir el riesgo de lesiones relacionadas con el VPH y pueden ser eficaces para ayudar al cuerpo a neutralizar las infecciones por el VPH.
  • El uso de la evaluación combinada que incluye las citologías y la prueba del VPH es adecuado para mujeres mayores de 30 años. Si se utiliza esta combinación, las mujeres cuyos resultados son normales en las dos pruebas deben volver a realizarse una evaluación con una frecuencia no mayor a una vez cada tres años.

Recomendaciones basadas fundamentalmente en "opiniones de expertos y de conferencias de consenso" (más que en datos científicos):

  • Las mujeres mayores de 30 años cuyas citologías sean normales pero que estén infectadas con un VPH de alto riesgo deberían repetirse tanto las citologías como la prueba del VPH en los próximos 6-12 meses. [Las directrices más recientes por la Sociedad Americana de Colposcopia y Patología Cervical recomiendan que se repita la prueba a los 12 meses.] Si las pruebas indican que una mujer presenta aún una infección por un VPH de alto riesgo, debería realizársele una colposcopia, a pesar del resultado de la citología.
  • La prueba del VPH se puede utilizar para determinar si el tratamiento ha funcionado en el caso de mujeres que han sido tratadas para eliminar las células cervicales precancerosas (CIN 2 y 3).

Puntos destacados del "Practice Bulletin on Cervical Cytology (Pap) Screening" de 2005 de la ACOG:

  • La evaluación anual con la citología debe comenzar a realizarse aproximadamente a los tres años de que una mujer haya mantenido relaciones sexuales por primera vez o a los 21 años, lo que suceda primero.
  • Hasta los 30 años, las mujeres deben realizarse una citología cada año.
  • Una vez cumplidos los 30 años, es adecuado que se realicen la prueba del virus del papiloma humano (VPH) y una citología.
  • Las mujeres cuyos resultados de las pruebas del VPH y las citologías son normales no tienen que volver a realizarse estas pruebas hasta que transcurran tres años. (Las mujeres a las que se realice únicamente la citología deben realizarse la prueba con mayor frecuencia.)
  • No es necesario realizar la evaluación del cáncer de cuello de útero en el caso de las mujeres a las que se les haya practicado una histerectomía total, con extirpación del cuello uterino, si se realizó por otras razones diferentes al cáncer y si no presentaban antecedentes de enfermedad de cuello del útero. (Tenga en cuenta que una vez que se ha extirpado el cuello uterino, el cáncer de cuello del útero ya no supone un problema. En su lugar, los médicos pueden hacer un frotis y la prueba del VPH para buscar células anormales en la vagina y la vulva, ya que las mujeres con antecedentes de cáncer de cuello de útero presentan mayor riesgo de tener cáncer en esas partes del cuerpo. Sin embargo, las directrices de la ACOG establecen también que hay datos que apoyan el que no se realicen más evaluaciones del cáncer a las mujeres a las que se les ha realizado una histerectomía total por cualquier motivo, una vez que se han realizado tres citologías seguidas con resultados normales.)