Preguntas frecuentes sobre la prueba del VPH y la citología (menos de 35 años)

P

Es probable que le lleven haciendo citologías desde hace años. . . pero, ¿sabe para qué?

R

Para realizar la citología, su médico o enfermera debe raspar una muestra de células del cuello del útero y enviarla al laboratorio. Un técnico mira las células en el microscopio para ver si hay indicios de cambios anormales. La citología la desarrolló en 1943 el Dr. George Papanicolaou. Gracias a su uso regular desde entonces, se ha identificado a tiempo a muchas mujeres que necesitan tratamiento, lo cual ha provocado que el cáncer de cuello de útero caiga del puesto segundo al 7º como causa de muerte por cáncer en las mujeres españolas. No obstante, no se ha eliminado el cáncer de cuello de útero. De hecho, en nuestro país cada año se diagnostica cáncer de cuello uterino en más de 2100 mujeres, siendo el 2º cáncer en indicencia en mujeres de entre 15 y 44 años en España. En esta sección, conocerá el motivo.



P

¿Cuáles son los resultados posibles de una citología?

R

Cuando en la consulta de su médico le informen acerca del resultado de la citología, le dirán que su prueba es normal, anormal o "dudosa" (a menudo llamada Papanicolaou de células escamosas atípicas de significado indeterminado, o ASC-US, por sus siglas en inglés).

Resultado de la citologíaLo que significa
Normal Las células del cuello del útero están sanas.
Anormal* Parece que hay cambios en sus células del cuello uterino y que hay que realizar más análisis.
Dudosa o no concluyente (denominada oficialmente "ASC-US", iniciales en inglés de células escamosas atípicas de significado indeterminado) Las células del cuello uterino no son claramente normales, pero tampoco son claramente anormales.

* Tenga en cuenta que cuando el laboratorio informa de que los resultados de una citología son anormales, puede utilizar los términos LSIL o HSIL. LSIL (lesión intraepitelial escamosa de grado bajo) es el término utilizado para describir cambios anormales en las células que son leves y que probablemente desaparezcan por sí solos sin tratamiento. HSIL (lesión intraepitelial escamosa de grado alto) se refiere a los cambios celulares que son moderados o graves y que se deben eliminar.



P

¿Hasta qué punto son precisas las citologías?

R

La citología puede identificar a muchas mujeres que necesitan tratamiento, especialmente si se repite regularmente. No obstante, la citología no es infalible. Un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute determinó que cerca de un tercio de los cánceres de cuello de útero se producen debido a un fallo en la citología. En otras palabras, los resultados de las citologías de estas mujeres parecían normales, a pesar de que se estaban desarrollando lentamente células anormales en el cuello del útero. Incluso con la nueva citología ""en medio líquido" se pueden pasar por alto células anormales. [Para más información sobre el estudio del JNCI, consulte "Cervical Cancer in Women with Comprehensive Health Care Access: Attributable Factors in the Screening Process," Wendy A. Leyden et al: Journal of the National Cancer Institute; Vol. 97, Nº. 9; 4 de mayo de 2005; págs. 675-683.]

Como consecuencia, se pueden obtener resultados "falsos negativos" en una citología. Esto significa que le han dicho que la citología es normal, pero realmente existen células anormales que podrían provocar problemas. Por ejemplo, se puede obtener un resultado falso negativo en la citología cuando la muestra que se examina no contiene suficientes células del cuello del útero. También puede ser difícil ver las células anormales si están "ocultas" por la mucosa o una inflamación del cuello uterino. O puede que los signos de células anormales pasen desapercibidos por el técnico de laboratorio cuando mire por el microscopio.

Un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute determinó que la citología descubre con menor precisión células anormales asociadas a un tipo de cáncer denominado "adenocarcinoma," que se ha vuelto más común en los últimos años. Los autores concluyeron que el uso de las pruebas del VPH rutinarias tenía el potencial de reducir la incidencia de este tipo de cáncer. [Para más información sobre este estudio, consulte "Worldwide Human Papillomavirus Etiology of Cervical Adenocarcinoma and Its Cofactors: Implications for Screening and Prevention," Xavier Castellsague et al: Journal of the National Cancer Institute; Vol. 98, Nº. 5; 1 de marzo de 2006; págs. 303-315.]

Las citologías pueden dar también resultados "falsos positivos." Esto significa que se le dice a una mujer que las células del cuello uterino parecen anormales cuando realmente están sanas. Esto puede provocar ansiedad y que se realicen pruebas y procedimientos innecesarios.



P

¿Qué es la prueba del VPH?

R

La prueba digene HPV, que utiliza la tecnología Hybrid Capture® 2 (HC2) con la marca CE y patentada por QIAGEN, la aprobó el Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) en 1999 para las exploraciones de seguimiento de aquellas mujeres cuyas citologías no eran concluyentes ("ASC-US"), lo que permite a los médicos determinar si son necesarias más pruebas.

La prueba digene HPV utiliza tecnología molecular con análisis informático para determinar si tiene uno o más tipos del virus VPH que puedan causar cáncer de cuello de útero. Funciona gracias a que descubre la "huella" genética (ADN) del virus. Cuando su médico envía su muestra de células de cuello uterino al laboratorio para realizar la citología, también puede pedir que además se haga la prueba del VPH.

En el caso de las mujeres mayores de 35 años que tienen mayor riesgo de desarrollar un cáncer de cuello de útero, se ha demostrado repetidamente que la evaluación es más precisa cuando se realiza la prueba del VPH y la citología que cuando se realiza solamente una citología.



P

¿Cómo se hace la prueba digene HPV? ¿Es necesario algún procedimiento adicional?

R

La prueba digene HPV puede hacerse en la mayor parte de los laboratorios, y en algunos casos se pueden usar las mismas muestras de células de cuello uterino que se han tomado para la citología. No requiere más tiempo ni molestias por su parte.



P

¿Cuándo es adecuado realizar una prueba del VPH y una citología en el caso de mujeres menores de 35 años?

R

Si el laboratorio de su médico no es capaz de decirle si la citología es normal o anormal, la prueba del VPH puede determinar rápidamente si tiene un tipo de alto riesgo del virus y, por lo tanto, si es necesario realizar más pruebas para descubrir cualquier tipo de células anormales que necesiten tratamiento. Sin la prueba del VPH, tendría que esperar varios meses y entonces repetir la citología. Para muchas mujeres esta espera es un período de mucha ansiedad. Además, los resultados de la citología pueden ser a veces incorrectos.



P

¿Por qué no se debe realizar también la prueba del VPH rutinariamente a las mujeres menores de 35 años? ¿No tienen a veces cáncer de cuello de útero?

R

A veces se diagnostica que las mujeres menores de 35 años tienen cáncer de cuello de útero a pesar de que los resultados de la citología son normales. Sin embargo, esto es relativamente poco frecuente. Aunque la infección por VPH es muy frecuente en las mujeres jóvenes, normalmente desaparece por sí sola o el cuerpo la elimina antes de que surja ningún problema. Eso significa que si las mujeres jóvenes se realizan la prueba de forma rutinaria, se encontrará que muchas tienen el VPH y, por lo tanto, aunque la infección es probablemente temporal, pueden estar tratándose de forma innecesaria. Se parece un poco a las mamografías. Aunque a veces las mujeres jóvenes tienen cáncer de mama, no se recomienda realizar mamografías a mujeres jóvenes antes de la edad aconsejada.



P

¿Cuáles son los resultados posibles de una prueba digene VPH?

R

La prueba digene HPV le dirá que tiene uno o más tipos de alto riesgo del VPH o que no tiene ninguno. Si la prueba le indica que tiene VPH de alto riesgo y tiene al menos 20 años, las directrices recomiendan que su médico le realice una prueba adicional (colposcopia) para determinar si existen células anormales que deban eliminarse.

Si, por otro lado, la prueba demuestra que no tiene VPH de alto riesgo, el riesgo de padecer una enfermedad de cuello uterino es muy pequeño. Sepa más sobre los diferentes resultados de las citologías y del VPH.



P

¿La prueba digene HPV puede decir qué tipo del virus tiene?

R

La prueba digene HPV, la primera prueba del VPH aprobada por la FDA y con la marca CE, le dice a usted y a su especialista si tiene uno o más de los tipos de alto riesgo del virus. No obstante, aunque la prueba no le dice cuál de estos tipos tiene, las pruebas adicionales y otros cuidados de seguimiento que debe realizar si tiene una forma de alto riesgo del VPH son, en estos momento, los mismos independientemente de la cepa que tenga.

Hay aproximadamente 15 tipos de alto riesgo del VPH que pueden causar el cáncer de cuello de útero. Se cree que, de estos tipos, hay 13 tipos que son los más importantes, y que se conocen por los números que se les han asignado (en el orden en el que se descubrieron): 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 68. [En total hay más de 150 tipos diferentes del VPH.]

De esos 13 tipos de alto riesgo del VPH, se ha demostrado que dos de ellos, el 16 y el 18, causan el 70% de todos los cánceres de cuello uterino.



P

¿Hasta qué punto es precisa la prueba digene HPV?

R

Aunque no existe la prueba perfecta, la prueba digene HPV es menos vulnerable a los errores que la citología. Los estudios demuestran que el uso combinado de la prueba digene HPV y la citología identifica como media el 95-100% de las mujeres a las que se confirma posteriormente que padecen una enfermedad en el cuello uterino en estado avanzado (CIN-2, CIN-3 o cáncer).



P

¿Hasta qué punto está aceptada la prueba del VPH en la evaluación del cáncer de cuello de útero?

R

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Española de Citología (SEC) y la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC) y la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP) han reconocido oficialmente las ventajas de las pruebas del VPH para las exploraciones de seguimiento en mujeres que tienen al menos 25 años o cuyos resultados de la citología no sean concluyentes (ASC-US), y también su uso rutinario (junto con la citología) en mujeres mayores de 35 años. Las pruebas del VPH de seguimiento para las mujeres cuyas citologías no son concluyentes deben realizarlas los ginecólogos. A pesar de esto, dado que puede pasar cierto tiempo hasta los profesionales sanitarios cambien la forma en la que practican la medicina, es necesario que las mujeres mayores de 35 años pidan a sus médicos que les realicen la prueba del VPH y una citología, independientemente del resultado de la citología.